Todo está por descubrir

Coincidence is God's way of being anonymous

¿A dónde vas querida?

2 comentarios

Estoy ahora misma centrado de lleno en la etapa de búsqueda de un primer trabajo. Y la verdad que no es fácil, pero bueno, hoy en día tampoco es como para quejarse con la cantidad de herramientas que hay a disposición del que quiera utilizarlas. Uno a veces si pregunta si esto de aplicar por internet a las ofertas de trabajo es realmente útil, o no es más que una manera de engrosar las listas de las bases de datos de las empresas para que ellas se puedan hacer sus propios números, sin un interés real por contratar a la mayoría de los que allí figuran.

Parece una tontería, pero eso que dicen que la búsqueda de trabajo es un trabajo en sí mismo, es real. No se cómo, pero se van las horas volando cuando uno está navegando entre las webs de las compañías en las que le gustaría poder comenzar su carrera.

Siempre he escuchado aquello de que la “táctica metralleta”, es decir, enviar el mismo curriculum estándar a decenas de compañías, es muy poco efectivo. Que hay que adecuar cada CV y cada carta de presentación a la empresa en concreto a la que quieres aplicar, lo cual te lleva a pasar horas con cada proceso. Lo que lo hace más largo todavía, es tener que registrarse en la web de cada empresa, teniendo que introducir todos tus datos cada vez.

No entiendo porque no generalizan la posibilidad de acceder desde linkedin para que la mayoría de tus datos se registren automáticamente. Eso no les quita para poder hacer preguntas concretas que no figuren en el perfil de linkedin, y pienso además que agilizaría mucho estos procesos. En los talleres a los que he asistido sobre cómo encontrar empleo, siempre se hace mucho énfasis en la importancia de tener un perfil trabajado en linkedin, pero luego llega el mundo real, y al menos a mí no me parece que las empresas le presten tanta atención.

Es verdad que hace poco que finalicé mi carrera (2 semanas), pero tampoco soy nuevo en esto de buscar trabajo, prácticas, becas o llámalo X. La sensación que me da es que realmente hay poco interés en general por contatar ingenieros recién titulados. Lo puedo entender por la falta de experiencia, pero por otro lado no lo entiendo, porque entonces, ¿quién va a hacer los trabajos que aquellos ingenieros más experimentados ya no quieren hacer?

Es como la pescadilla que se muerde la cola. Tenemos el país con la población más “vieja” del mundo, honor que compartimos con Japón y Eslovenia, y sin embargo no se tiene ninguna consideración hacia el futuro del país, los jóvenes.

La verdad que es bien triste, y Gabilondo tiene razón, este no es país para jóvenes. Yo entiendo que cuando algo es escaso, y a su vez necesario, suele ser tenido en más alta consideración, tal y como sucede con el precio del agua. Esta es barata cuando la hay de sobra, pero cuando falta… Entonces se hace más valiosa que el oro. Pues lo mismo considero que debería ser con los jóvenes de este país, más aún teniendo en cuenta que muchos de ellos son gente preparada, seria y trabajadora, que son los que antes se marchan al extranjero.

Pero no, en España somos de otra manera. Y digo somos, porque si bien no me identifico con esa manera de actuar y de pensar, ni con muchas otras, soy tan español como los demás, y por tanto parte tanto del problema como de la solución. ¿Hacia dónde vamos? ¿Qué queremos ser como país? ¿Qué pretendemos? ¿Queremos ser el chiringuito de Europa, haciendo que nuestra economía dependa en gran parte de si los guiris quieren venir a pasar el veranito aquí?¿O queremos ser un país hecho a sí mismo, que no dependa de si al resto de ciudadanos europeos les apetece venir aquí a gastar el dinero que les sobra o no?

En fin, sé que muchos piensan igual, y que es muy difícil cambiar las cosas, pero realmente uno se hastía de la situación que ve. Y no tanto de lo que hay ahora, que es malo, sino que lo más triste es que no se ve una salida para España, no se ve un plan, no se ve una dirección, no se sabe hacia donde vamos. ¿Hacia donde diga Europa? No se si a Europa, o más concretamente a Alemania, le importa tanto nuestro bienestar como creemos. Esperemos que sí, pero no las tengo todas conmigo.

La verdad que a mí me encantaría poder colaborar al resurgimiento de España como país, como sociedad, como economía, y como todo en conjunto. Pero es que el Spanish Way está tan arraigado en la propia sociedad, que muchas veces siento que no hay salida de este agujero. Se va la gente joven más preparada, la mayoría de los inmigrantes que llegan tienen una cualificación menor que la de los propios españoles, la población cada vez es más vieja, cada vez hay menos gente cotizando a la seguridad social, tenemos un 56% de paro juvenil, un fracaso escolar de más del 30%, unos sueldos bajos en comparación con los precios de las viviendas, la luz, la gasolina, etc.

¿Y la solución es la austeridad? ¿De dónde vamos a ahorrar? Si lo más triste de este país no es el nivel de paro, que es terrible, sino que incluso trabajando es difícil vivir. ¿Quién puede ahorrar para hacer plantes para el día de mañana? Los políticos seguro que sí, pero de la gente normal pocos, y entre los jóvenes, solo aquellos que vivan con sus padres y no tengan gastos. Porque esa es otra, ¿què tipo de calidad de vida puede haber en países donde más del 30% de los “jóvenes” entre 25-34 años viven con sus padres? Muchos dirán que es por vagancia, que es totalmente posible encontrar un trabajo y alquilar una habitación en un piso compartido. Sí, cierto, les doy la razón. Pero, ¿es calidad de vida tener que compartir un piso para vivir? Tal vez cuando uno es joven puede ser una opción, e incluso puede resultar una bonita experiencia, pero no es calidad de vida de ninguna manera.

Haz clic para agrandar

Calidad de vida es, por ejemplo, que en los países del norte de Europa sólo el 4% de la gente entre 25-34 vivan con sus padres, una gran minoría. O en Francia, Estados Unidos, Gran Bretaña o Alemania. Pero no aquí, ni en Italia, ni en Portugal, ni en Grecia, etc…

O lo que se ve mucho ultimamente, familias donde todos los miembros están desempleados, y ninguno tiene ningún tipo de ingresos, viviendo con los abuelos gracias a la pequeña pensión que les haya podido quedar de sus años de duro trabajo. Eso tampoco es calidad de vida, y hay mucha más gente de la que nos gustaría creer en esa situación.

Sé que todo esto es como luchar contra molinos de viento, cada uno por sí mismo no puede cambiar esto, pero realmente es frustrante. Por eso, y en general por nuestra mentalidad, hace tiempo que estoy considerando la idea de irme al extranjero a buscar una mejor vida para mi familia y para mí. Sé que unos pensaran que hago bien, porque aquí la situación está mal, y otros dirán, ¿por qué no te has ido ya, pesao? Pero eso es lo de menos, no actúo en base a lo que piensen de mí lo demás.

Lo que sí me gustaría decir, es que deseo con todo mi corazón que España cambie para bien, aunque con los ojos veo que va hacia el precipicio, tengo la esperanza de que Dios se va a apiadar de nosotros y nos va a guiar hacia el éxito. Para ello considero indispensable un cambio espiritual del país, y no lo veo como algo tan difícil. Un país como Estados Unidos consiguió tal cosa. Aunque desde aquí se nos muestre un país muy descreido, con poca fe, la realidad es otra. Y es bueno decirlo, porque allí estaban en los años 60 como estamos nosotros hoy aquí.

Tenían la misma corriente antiespiritual que hay aquí, había el mismo libertinaje, la misma libertad mal entendida, la misma impunidad ante las drogas, el mismo concepto de sexo libre y aborto si hace falta… Pero aquello dio la vuelta, y si bien hay muchas personas que son más como los europeos en esa falta de fe, existe una enorme corriente de fe, que aquí se va a tener que recuperar. No creo que se de a través de la iglesia católica, a la cual veo en un estado tremendamente decadente, y que es la causa por la que la gente se ha alejado de Dios. Pero llegarán otras religiones. Lo importante no es el nombre o la denominación, lo importante es que se basen en la Biblia, la Palabra de Dios, para vivir.

Porque Dios es el camino, la verdad, y la vida. Nada ni nadie puede sustituir la ausencia de Dios en nuestra vida.

Dios te ama y quiere tener una relación contigo. ¡Hoy puede ser el comienzo de algo maravilloso!

 

Anuncios

Autor: Adrian Sancho Chastain

Ingeniero en ciernes enamorado de la naturaleza y deseoso de aprender y mejorar, teniendo los ojos puestos siempre en quien me ha dado todo lo que tengo, Dios. Aquí puedes ver mi perfil de manera más detallada: http://es.linkedin.com/in/adriansancho/

2 pensamientos en “¿A dónde vas querida?

  1. ¡¡Es verdad!! Todo fuera para mejor, sí, buscaran más de Dios.
    Con Dios todo lo tenemos, sin él nada somos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s