Todo está por descubrir

Coincidence is God's way of being anonymous

¿Por qué aquí no? Portfolio para entrevistas de trabajo

1 comentario

Eso me pregunto cuando leo y asisto a talleres acerca de cómo realizar entrevistas de trabajo más eficaces. ¿Por qué en España ni se menciona la idea de llevar un portfolio* para poder hablar acerca de nuestros méritos con un material físico que lo respalde? No acabo de ver qué tiene de negativo preparar un portfolio para nuestras entrevistas por si surge la oportunidad de usarlo, y sin embargo no oigo que hablen de ello. No es algo a lo que tengamos que recurrir por obligación si la entrevista va por otra dirección, pero no se me ocurre una forma mejor de documentar nuestros argumentos cuando nos toca una pregunta del tipo: Háblame sobre ti. La poca experiencia que tengo el respecto me dice que los entrevistadores valoran positivamente la originalidad y el trabajo de preparación que ello supone, además de ser un elemento que les interesa mucho debido a que es un documento muy visual donde priman las fotos e imágenes, además de los títulos académicos, CV, etc.

* utilizo el término en inglés para diferenciarlo del portafolios físico o cuaderno de presentación

Debo decir que esto se me ocurrió a raíz de leer el libro llamado The Engineer’s Career Guide de John A. Hoschette. Dedica el capítulo 41 a hablar acerca de los motivos por los que el portfolio es importante para un ingeniero. Dice el autor que incluso entre los ingenieros americanos hay un gran porcentaje de ellos que no tienen un portfolio de su trabajo, es decir, un recopilatorio de documentos que muestren las capacidades que poseen, los proyectos en los que se han visto envuelto y demás. Dice que en general le responden aquello de que los ingenieros no necesitan tener un portfolio. Según indica, la mayoría de profesionales utilizan portfolios, como por ejemplo abogados, arquitectos, médicos, contables, agentes de inversiones, políticos… Estos consideran de vital importancia para sus carreras el tener un portfolio que impresione. ¿Por qué entonces los ingenieros no van a necesitar tener uno? Los ingenieros que no tienen un portfolio están dejando ir una valiosa herramienta para avanzar en sus carreras. Tener un gran portfolio puede marcar la diferencia cuando estás en una entrevista y suele ser un factor diferenciador con el resto de candidatos.

1º Comprar un buen portafolios

El primer paso para tener un buen portfolio es conseguir un buen cuaderno de presentación o portafolios, con unas cubiertas de calidad y con una variedad y cantidad suficiente de ranuras en su interior. El autor recomienda no comprar un archivador de anillas barato de los que usan los niños en el colegio ya que se trata de impresionar al que lo vea. Debe tener una cubierta robusta y no debe medir más de 2,5 centímetros una vez que contenga todo nuestro material en su interior, de manera que lo podamos manipular con facilidad durante la entrevista. Las láminas de plástico transparente que van a sostener los documentos deben estar unidas a la cubierta y deben ser capaces de portar documento de tamaño A4, o 8 1/2″x1″. Recomienda que huyamos de los portafolios desplegables utilizados más bien para el mundo del arte, a no ser que imprescindible. Dice que es preferible que todo quede inserto de manera cuidadosa en las láminas de plástico de manera que no haya incidentes cuando estemos pasando páginas durante la entrevista.

En resumen, hemos de asegurar que el portafolios es robusto y fiable en su uso a la hora de mantener los documentos sujetos en su sitio. Yo personalmente cuando elaboré mi portfolio recurrí a uno barato de una librería, que cumple a la hora de mantener los documentos en su lugar, pero que ni es de piel ni es robusto ya que tiene una cubierta de plástico duro pero no totalmente rígido. De todos modos, pienso que es aceptable que alguien que busca su primer empleo tenga un portfolio discreto.

2º Reunir el material que queremos mostrar en nuestro portfolio

Algunos de los documentos que el autor recomienda incluir son:

  • Curriculum: Situar el CV en la primera lámina de manera que sea lo primero que se vea cuando alguien abra el cuaderno. El CV actúa como tabla de contenidos del portfolio. Así, cuando estemos hablando acerca del curriculum y lleguemos a un punto sobre el que nos gustaría hacer énfasis, podemos ir fácilmente a la página correspondiente del cuaderno. Una vez que hemos terminado de hablar de ese punto concreto, podemos volver al CV sin mayores complicaciones. Ya que el CV actúa como tabla de contenidos, el material tendrá que estar ordenado en la misma secuencia en la que hayamos escrito nuestro curriculum
  • Fotos de equipo: Las fotos con miembros del equipo de los lugares donde hayamos trabajado/estudiado son excelentes de cara a nuestro portfolio ya que permiten que la gente vea el tamaño de dichos equipos y a la vez transmiten una imagen de persona sociable muy positiva. Se ha de hacer énfasis en ellas sobre todo cuando hablemos con personal de RR.HH.
  • Fotos e informaciones públicas de los productos: Visitando el departamento de marketing o directamente de la web de nuestra antigua compañía. En este punto es importante recalcar que no se debe mostrar ninguna información confidencial. Se trata de poder generar un tema de conversación de tipo técnico sobre algo que conozcamos y entendamos.
  • Organigramas públicos: Cualquier organigrama de carácter público donde aparezca nuestro nombre y el cómo encajamos en la organización. Esto es positivo ya que permite que la gente vea el tamaño de la organización y nuestro rol en ella. Esto suele interesar sacarlo cuando nos entreviste personal directivo.
  • Datos técnicos públicos: Si tenemos algún dato técnico de carácter público más concreto que un producto que queramos enseñar. Los gráficos en 3D suelen quedar muy llamativos y al personal con formación técnica les suele interesar conocer la magnitud de tu trabajo.
  • Publicaciones y patentes: Incluir la portada de alguna publicación o patente que hayamos publicado o recibido. En mi caso concreto pienso que para un ingeniero junior sería equivalente a incluir la portada de nuestro proyecto fin de carrera para poder hablar de él, o de algún documento que hayamos elaborado y del que nos sintamos especialmente orgullosos. Veo ambicioso hablar de publicaciones y patentes para alguien sin experiencia, aunque ha de ser un factor diferenciador importante para aquel profesional que las tenga. Dice, lógicamente, que la gente con formación técnica suele queda impresionada.
  • Títulos académicos: Colocar una copia de nuestros títulos delante del título de ingeniero (refiriéndose a un máster, un MBA, etc). El mostrar varios certificados hace que nuestro portfolio sea excelente además de mostrar nuestra disposición a seguir reciclando nuestros conocimientos.
  • Feedback de clientes: Cualquier tipo de carta, nota o e-mail de algún cliente donde exprese gratitud hacia nuestro trabajo es una gran aportación para nuestro portfolio.
  • Premios: Incluir tanto premios entregados por anteriores empresas como premios técnicos externos a la compañía.
  • Evaluación de rendimiento: Si tenemos datos públicos de alguna evaluación reciente que hayamos superado con buena nota es interesante hacerlos constar en el portfolio. Esto demuestra que somos unos trabajadores de un rendimiento superior.
  • Cartas de recomendación: No hay mejor lugar donde archivar nuestras cartas de recomendación que en nuestro portfolio. La gente suele quedar impresionada al vernos pasando páginas entre las diferentes cartas de recomendación.
  • Servicios comunitarios y voluntariado: Una sola página mostrando a grandes rasgos nuestra implicación con la comunidad y nuestro trabajo voluntario es siempre positivo. La gente de RR.HH. suele valorar este punto.
  • Una sola página personal o de hobbies: Ceñirse a una sola página y colocarla al final. Hablar de ella sólo al final ya que no está relacionada directamente con el mundo laboral. Un simple montaje de fotos nuestras practicando algún hobby o con la familia puede mostrar mucho de nuestra personalidad.

3º Estrategias para utilizar el portfolio en la entrevista

Hay una estrategia ideal para realizar una entrevista con un portfolio. Esta es la de que seamos nosotros quienes llevemos el ritmo de la entrevista para poder ir guiando al entrevistador a través de nuestro curriculum y de las hojas de nuestro portfolio. Como es de esperar, esto no siempre va a ser posible. Algunos entrevistadores prefieren llevar siempre la voz cantante. En estos casos generalmente hay que estar atento a si surge la posibilidad de discutir algún tema concreto con el apoyo de nuestro portfolio, pero tampoco se ha de forzar la situación. Habrá casos en los que directamente tendremos que prescindir de utilizarlo.

Como he mencionado anteriormente, el autor recalca que las personas abiertas a este tipo de entrevistas donde nos ceden el control suelen hacer preguntas del estilo háblame de ti. Esta es una indicación de que el entrevistador quiere ver cómo eres de organizado y cómo expones y argumentas la información. En este punto de la entrevista hemos de preguntar si sería posible utilizar nuestro portfolio. De ser así, no hay que tener vergüenza en tomar el control de la entrevista.

Hemos de asegurarnos que haya una mesa o escritorio donde podamos apoyar nuestro portfolio de manera que tanto entrevistador como entrevistado puedan leerlo cómodamente. Lo mejor es que el entrevistador pueda sentarse a nuestro lado. Si esto no es posible, es mejor que estemos preparados para poder exponer la información viendo los documentos boca abajo para no tener que estar continuamente girando el cuaderno y para que el entrevistador pueda ver los documentos al derecho.

No debemos exponer toda la información de nuestro portfolio con cada entrevistador. Deberíamos saber de antemano qué formación tiene el entrevistador y adecuarnos a la información correspondiente que pensamos que puede ser más interesante. La clave para tener éxito en una entrevista con nuestro portfolio es asegurarnos de que enfatizamos el material que más interesa a la persona que tenemos delante. Por otro lado, algo que puede hundirnos en una entrevista es dedicar mucho tiempo a áreas de nuestro portfolio que no le interesen al entrevistador.

Es importante limitar el tiempo que pasamos exponiendo el material ya que es muy fácil desviarse y comenzar a contar anécdotas cuando mostramos fotos de nuestros antiguos compañeros y de los proyectos y/o productos en los que trabajamos. Hay que limitar el tiempo a entre 1 y 2 minutos por documento, además de ser necesario enfatizar por qué es importante que el entrevistador vea ese documento. El tipo de conversación que hay que generar al mostrar una foto no es el de las anécdotas, sino el de mencionar lo multifuncional que era el equipo, nuestras tareas como líderes del equipo, etc.

Por último, los portfolios suelen requerir de una actualización al año como mínimo antes de una nueva entrevista. El portfolio, al igual que el CV, ha de estar específicamente diseñado para el puesto al que vamos a optar.

Como apunte personal, decir que recomiendo a todo el mundo que se planteé elaborar su propio portfolio. Es cierto que al principio puede parecer que no tenemos gran cosa que incluir en él y que va a quedar vacío, más aún en el caso de ingenieros sin experiencia. Pero una vez que nos ponemos con ello vamos a ver cómo vamos incluyendo más y más información que no se nos había ocurrido en un principio, para finalmente obtener un portfolio bastante mejor de lo que nos imaginábamos.

En mi caso concreto, yo hice mi portfolio con idea de optar a realizar mi proyecto fin de carrera en una importante empresa dedicada al mundo del ferrocarril. Ni tan siquiera había terminado la carrera, así que ¿qué podría yo incluir en él? Incluí lo siguiente:

  • CV
  • Carta de presentación, la misma que envíe cuando opté al puesto
  • Títulos, en mi caso solo disponía del de idiomas
  • Expediente académico
  • Proyecto, un resumen de los proyectos que ofertaban para poder discutir de ellos con el entrevistador
  • Conocimientos, un resumen con los conocimientos adquiridos en las asignaturas de la carrera que yo consideraba que estaban directamente relacionados con el puesto (Dinámica de Máquinas, Vibraciones, Acústica, Mecánica de Materiales, Dinámica de Vehículos, etc.), además de los conocimientos de programación (Visual Basic, C++)
  • Portadas programas informáticos, documentos mostrando extractos de trabajos donde he utilizado Matlab, Word, Excel, AutoCAD, ProEngineer, etc.
  • Información extra, certificado pertenencia ASME, tarjeta SAE, hobbies, portadas del libros que he leído, algunos en concordancia con el tema y otros no, etc.

Y así entre unas cosas y otras me dio para presentar un portfolio de unas 42-43 páginas, que da mucho juego en una entrevista abierta. Para los curiosos, la entrevista fue muy bien y los dos entrevistadores me dieron una sincera enhorabuena, pero aquel no era ni mi lugar ni mi momento.

Engineer's Career GuideFeliz San Valentín more bello, te amo.

Anuncios

Autor: Adrian Sancho Chastain

Ingeniero en ciernes enamorado de la naturaleza y deseoso de aprender y mejorar, teniendo los ojos puestos siempre en quien me ha dado todo lo que tengo, Dios. Aquí puedes ver mi perfil de manera más detallada: http://es.linkedin.com/in/adriansancho/

Un pensamiento en “¿Por qué aquí no? Portfolio para entrevistas de trabajo

  1. Gracias amorsito te amoooooo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s